Representacion-de-las-apariciones (1) Noticias

Fiestas de Tierras Negras


Desde 1864 año con año el 12 de enero se festeja en el Barrio de Tierras Negras a Nuestra Señora de Guadalupe, se reciben peregrinaciones de varias ciudades del centro de la Republica. Esta fiesta se caracteriza por compartir alimentos a los peregrinos, por los grupos de danza prehispánica de diferentes regiones y etnias del país que llegan a danzar para venerar a la Virgen.

Las tradicionales mañanitas que se considera se dan desde fines del siglo XVIII ya en la hacienda de Don Diego de Neutla, se festejaba con carreras de caballos como se realizaba todavía en Cañada de la Virgen.
Las peregrinaciones de varias partes del centro del país, datan de principios del siglo XIX en su estancia en Yustis
La danza de plumas es el estandarte más antiguo encontrado en un grupo local tiene fecha de 1817.
La danza de niños, esta tradición se viene realizando desde el año 1915, en este baile, los papas le enseñaron a sus hijos y cada día se fortalece más.

Orígenes de la tradición

El joven Laureano Collante después de perder a toda su familia por la peste que asolaba la región decide abandonar sus tierras de origen, llevando consigo solamente en su morral la imagen de la Virgen de Guadalupe pintada sobre una tabla de madera de mezquite, la cual va a ser su guía por el resto de su vida.

Muestra el origen étnico de Laureano su linaje con los chichimecas guamares que habitaban en el norte del Estado de Guanajuato y San Luis Potosí.
La hacienda de San Juan Pan de Arriba de San Diego del Bizcocho hoy San Diego de la Unión, Gto. Zona de origen de la familia Collante.
La gran mortandad provocada por la peste llamada “Matlazahuatl” a mediados del Siglo XVII y que mató a casi la mitad de la población del Bajío, los religiosos franciscanos eran los únicos que atendían a los enfermos.
La gran sequía inicio por el año1736 duro una década y desencadeno falta de alimento e insalubridad culminando con la gran peste.

Milagro del incendio

Se dice que una de las velas que iluminaba a la imagen cayó y comenzó el incendio, el cual se expandió tan rápido que poco pudieron hacer para sofocarlo, quedando todo destruido.
Con los continuos eventos que se le atribuían como milagros a la Virgen pronto, las peregrinaciones y actos de alabanza se hicieron populares y numerosas por lo que su fiesta ya era representativa de la zona. El patrón de la Hacienda de Yustis, al ver esto y temiendo que en sus tierras se fundara un pueblo pedía a la familia que se llevara la imagen a otro lugar.
Ya con sus pertenencias envueltas en petates, se acercaron apresuradamente dos indígenas pidiendo ser ocultados ya que eran perseguidos por soldados. Cuando llegan los soldados apartando a la familia buscan afanosamente dentro de la choza revisando con bayoneta los bultos, no encontrando nada atribuyendo este milagro a la Virgen.

Inauguración del templo

 La inauguración del templo  fue presidida por el obispo de Michoacán Don Clemente de Jesús Mungulay Nuñez, Doña Emeteria Valencia y el Prefecto de Celaya, Eulogio Violante, inicialmente se tenía fecha de 12 de diciembre de 1863 pero Celaya fue ocupada por tropas francesas, por lo cual se retrasó al 12 de enero de 1864, esto se realizó a pesar de la entrada a Celaya de las tropas de Miramón días antes. Para el evento también llegaron peregrinaciones de varias zonas del centro del país y grupos de danza de plumas y concheros, todo esto organizado por Simón hijo de Laureano y Alejandra su esposa con sus hijos y hermanos.

Alejandra esposa de Simón apurada por la escases de víveres pidiéndole ayuda a la virgen.
Se solicita a Doña Emeteria Valencia y al Cura de Celaya manden alguna persona que ayude a la preparación de alimentos al gusto del Obispo llegando dos mujeres, una anciana de piel blanca y una jovencita menuda y morenita que al ver la escases de víveres dieron una receta en base a los ingredientes que se contaba masa de maíz, chile, queso y manteca, naciendo así las famosas gorditas de Tierras Negras. Al terminar la preparación de los alimentos estas mujeres pidieron entran al templo, para ver la imagen de la Virgen.
En esos momentos llegan las mujeres enviadas por el cura y con la curiosidad de saber quiénes son las mujeres que habían ayudado, mandaron a su hijo menor a buscarlas sin resultado por los que las mujeres fueron hacer la búsqueda sin que nadie las viese salir del templo, lo cual se consideró entre la gente que era Santa Ana y la Virgen de Guadalupe quienes habían ayudado a la preparación y abasto de alimento que alcanzo para todos.

Más información:

http://tierrasnegras.org.mx/