Noticias

PLANTEA FERNANDO BRIBIESCA “SEMÁFORO NUTRICIONAL” EN ALIMENTOS Y BEBIDAS



• Niños y adultos podrán identificar sobre la “alta”, “media” o “baja” cantidad de azúcares y grasas. 

Con el propósito de mejorar la salud de los mexicanos y reducir la epidemia de obesidad que existe en nuestro país, el diputado Fernando Bribiesca Sahagún propuso incluir en las etiquetas de alimentos y bebidas no alcohólicas, “semáforos nutricionales” con los que la población pueda identificar si un alimento tiene “alta”, “media” o “baja” cantidad de carbohidratos, azúcares, grasas y/o sal.

Para este propósito, el legislador por Nueva Alianza planteó reformar el artículo 212 de la Ley General de Salud, pues aseguró que actualmente la información nutrimental contenida en las etiquetas resulta difícil de entender para la mayoría de las personas.

En este sentido, refirió que diversas organizaciones sociales se han manifestado contra el etiquetado GDA introducido en la industria desde 2010, ya que aseguran es incomprensible para los consumidores mexicanos, e incluso el Instituto Nacional de Salud Pública realizó y publicó un estudio en 2011 en el que se comprobó que de 122 estudiantes de nutrición, sólo tres pudieron interpretar correctamente.

Bribiesca Sahagún señaló que en México, la obesidad y el sobrepeso son el principal problema de salud pública, pues en los últimos años alcanzó el primer lugar mundial en niños con estos padecimientos, y segundo en adultos; aunado a ello, la mala alimentación, el sedentarismo y la falta de acceso a alimentos nutritivos, son factores determinantes para esta problemática, agregó.

Por otro lado, dijo que a partir del análisis de las Encuestas Nacionales de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2006 y 2012 se puede observar que la tendencia sobre este padecimiento sigue en aumento, ya que en los últimos 10 años se ha duplicado el número de casos de obesidad y se ha triplicado el número de casos de niños obesos entre los 6 y los 15 años.

Además, el estudio menciona que la Secretaría de Salud (SSA) coincide en que la epidemia de obesidad constituye un factor de riesgo para desarrollar enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes mellitus, enfermedades cardiacas y de hipertensión; y afirma que el hecho de que siete de cada 10 mexicanos padezcan sobrepeso u obesidad contribuye a cerca de 200 mil muertes al año y genera un gasto de 27 mil millones para tratar complicaciones.

La suma de gastos en una década superará los 150 mil millones de pesos, alertó el también Secretario de la Mesa Directiva.

Ante ello, recalcó es indispensable que la información nutrimental de las etiquetes sean comprensibles para la población, tanto para niños y adultos mayores, a fin de que éstos puedan identificar rápidamente si un alimento tiene exceso de calorías, azúcar, grasas o sal y decidir sobre su consumo.